Al fallecer una persona sus bienes pasan a sus herederos. Puede ocurrir que la persona fallecida (causante) haya hecho un testamento (notarial, ológrafo…), en el que deje designados a sus herederos y los bienes que le correspondan a estos o puede que no haya realizado testamento y entonces sus bienes lleguen a sus herederos a través de un procedimiento ab intestato.

Este bufete de abogados en Barcelona tiene amplia experiencia en este tipo de asuntos relativos a las herencias y testamentos, y sabe de las dificultades económicas que puede conllevar para un heredero este tipo de procedimiento, sobre todo cuando se tramita judicialmente. Por ello que nos comprometemos con nuestros clientes a no cobrar hasta que reciba su herencia.

Testamento

En el caso que exista testamento, si todos los herederos están de acuerdo con lo dispuesto en el mismo, para hacer efectiva la herencia se deberá acudir a una notaría en la que se llevará a cabo la partición y adjudicación de los bienes y liquidación de los gastos e impuestos.

En el caso que no exista conformidad de los herederos con el testamento o no se pongan de acuerdo en el reparto de los bienes, entonces los interesados tendrán que acudir a un procedimiento judicial “división de herencia”, que puede conllevar cierta dificultad y gastos de los honorarios de partidor-contador y peritos.